Plásticos

Somos una compañía que ofrece un servicio completo y personalizado de moldeado por inyección.

Nuestra experiencia abarca desde la ingeniería de productos complejos de tolerancia crítica hasta productos de consumo estándar.

Conversión de metal a plástico

Durante años, la conversión de metal a plástico era la norma en lugar de la excepción. El motivo es muy simple. Durante los primeros años, eramos una industria "de imitación". Hasta la década de 1950 existían menos de 20 materias primas diferentes para escoger. A partir de los 60, se comenzaron a desarrollar materiales nuevos y más específicos a las necesidades. Algunos se desarrollaron para calidades de alto impacto, algunos eran resistentes a químicos y solventes y otros se desarrollaron para utilizarse en situaciones de mucho calor. Al mismo tiempo, comenzaron a evolucionar nuevos productos que ya no eran copias de otros productos, sino que eran específicos para un uso y una aplicación. La primera señal de esto fueron los carretes abiertos utilizados en las primeras computadoras centrales. A medida que las computadoras de escritorio, las impresoras de escritorio y los teléfonos móviles se volvieron una realidad, se desarrolló cada vez más materia prima específica para una aplicación.

Los diseñadores de piezas plásticas estaban preocupados con productos que se diseñaban únicamente en plástico y los nuevos productos que se diseñaban en metal estaban destinados prácticamente a ser siempre de metal, a pesar del hecho de que ahora tenemos a nuestra disposición un arsenal de más de 25,000 materias primas plásticas que prácticamente reúnen los requisitos para cualquier aplicación de metal.

Existen literalmente cientos de motivos para considerar la "conversión de metal a plástico".

A continuación presentamos solo algunos:

  • Estética:  La mayoría de las piezas plásticas se puede producir en una variedad de colores infinita. Las piezas plásticas de color tienen color en su totalidad y por lo tanto la descamación de la pintura ya no es un problema. Las piezas lucen como nuevas durante más tiempo.
  • Durabilidad. Las piezas plásticas nunca se corroen.
  • Económico. El costo unitario de las piezas plásticas es generalmente mucho menor al del metal.
  • Adecuación. Con más de 25,000 materiales disponibles, es probable que una pieza luego de la conversión se fabrique de un material mucho más específico para la aplicación.
  • Consistencia. En el moldeado por inyección, la repetibilidad es una característica muy valiosa.
  • Peso. Por lo general, las piezas plásticas son mucho más livianas que sus equivalentes en metal, lo que en la industria automotriz equivale a más MPG.
  • Menos desperdicio. Reducción en los daños de envío y costos de empaquetado.
  • Vanguardia. Mayor confianza del consumidor, que se refleja en una percepción más moderna del producto. 
  • Menos trabajo. Las piezas plásticas prácticamente no requieren mantenimiento (sin reparación de superficie o pintura).
  • Adherencia. Una característica importante en los plásticos. Las piezas pueden unirse a través de una variedad de métodos, por ej., soldado líquido, ultrasonido, soldadura por fricción circular o sobremoldeado, entre otros. Todos son realizados por trabajadores de producción en lugar de soldadores calificados o certificados.
  • Calidad. Las piezas plásticas reducen en gran medida la necesidad de maquinado secundario que se realiza en muchas piezas metálicas, o directamente eliminan tal necesidad.
  • Variedad. Las piezas plásticas tienen una amplia variedad de acabados en la superficie, por ej. moleteado, texturado (cuero, figuras geométricas, acabado mate).

Llámenos al 1-727-446-8593

Eche un vistazo a los plásticos